[fbvideo link=”https://www.facebook.com/noticiasenlujan/videos/282660155903555/” width=”697″ height=”400″ onlyvideo=”1″]

Luján es una ciudad con cerca de 120 mil habitantes, y el negocio del transporte de pasajeros no es muy atractivo por sí mismo, aunque sí para aquellas empresas que tienen un gran piso en el conurbano, porque agregan una ciudad más a todos sus recorridos, quedando más cerca así de Mercedes, San Andrés de Giles, y el resto del interior de la provincia de Buenos Aires, por lo que dar un paso más hacia afuera del conurbano es tentador, sobre todo si “los funcionarios municipales colaboran”, tal como se dice entre bambalinas.

Alberto Barba, titular de la empresa 11 de Junio, la que aglutina a todos los recorridos de colectivos que recorren la ciudad de Luján, comentó en una entrevista radial de Radio Más Vida 88.5 Mhz: Con relación al conurbano “hay muchas líneas que no están funcionando, o funcionando irregularmente, y otras son absorbidas por líneas más grandes”, y detalló las complicaciones que tienen desde su empresa para poder cobrar los subsidios al transporte, con cupos por combustible líquido que fueron reducidos, con subsidios para los neumáticos que solo alcanzan para cubrir un 30% del costo de los mismos. Y con funcionarios municipales que no aparecen ante semejante amenaza de que todo el distrito quede sin colectivos, con barrios y localidades aisladas, con la sospecha de que se trata de un gran negocio entre empresarios de las grandes empresas y el departamento ejecutivo de Luján.

 

Cuando estalló la crisis del 2001 el servicio de transporte de pasajeros en la ciudad de Luján quedó detonado y estalló, por lo que a modo de cooperativas de trabajo y acuerdos con el municipio los colectiveros quedaron aglutinados en una sola empresa, la que concentra a todos los recorridos de los colectivos, según Alberto Barba, titular de la empresa 11 de Junio, y “la tarifa local sin subsidio debería ser de 30 a 35 pesos por boleto”, y aclaró: “Pero iríamos a la quiebra, porque la gente no lo podría parar”, dado que los colectiveros en la ciudad de Luján se encuentran jaqueados por los aumentos de los precios del gasoil, los neumáticos, y el empresario comentó: “nosotros no queremos llegar a eso, queremos hacer lo posible y lo imposible, y esperamos no llegar a eso”, con relación al valor del pasaje y a quebrar como empresa.

Lamentablemente hasta el momento ningún funcionario municipal ni el propio intendente se ha acercado a dialogar con los transportistas de pasajeros, como si esta situación angustiante no sucediera. Por lo que en breve Luján puede quedar aislada, sin posibilidades de que los trabajadores puedan tomar el servicio, ni que los chicos vayan a la escuela, ni los vecinos comunes realizar sus mandados.

En este contexto el concejal Gabriel Jurina, presidente de la comisión de transporte y tránsito refirió: “Da la impresión que están haciendo todo lo posible por dejar sin servicio a los vecinos de Luján”, y agregó que: “hay que reformular el tema de los subsidios, y yo entiendo que no se puede ir al extremo en el caso del transporte, pero en las últimas semanas las empresas van afrontando costos en lo que es el aumento de los insumos, que están dolarizados. Pero el gobierno en lugar de cubrirlo mira para el costado, porque la tarifa no les permite sobrevivir”.

Jurina recordó: “A mí me dicen ¨vos defendés a las empresas¨, pero incluso querían quitar (Los funcionarios del PRO) a los colectivos del centro, cosa a la que nos opusimos desde nuestro bloque, porque la gente sino no podía llegar a Luján. Pero que se hace todo este manoseo de los subsidios que desde Nación se lo quieren pasar a Provincia, y cuando se atrasan los subsidios por 15 días las empresas no puede funcionar”.

El concejal remarcó en cuanto a la posible quiebra de las empresas de colectivos de Luján, “No hay posibilidad de ir a la escuela en remís, ni en auto y en muchos casos ni en moto. Y los de Cambiemos en lugar de mantener este servicio parece que lo quieren eliminar. Como lo hacen con la educación y la salud. Porque quieren destruir todo para quedarse con el negocio. Pero todo me lleva a razonar de esta manera, porque todo lo que tocan lo destruyen. Para después quedarse con el negocio, y no descarto que quieran hacer lo mismo con el transporte”.

De hecho, diferentes fuentes vinculan esta situación de funcionarios municipales desaparecidos, sin hacerse cargo del problema de un Luján sin colectivos, con la empresa “La Perlita”, una gigantesca empresa que se beneficiaría con la caída de la empresa de colectivos lujanense, dado que “llegan hasta la ruta 6, y mueven dos millones y medio de personas, y para ellos reclamar los subsidios es fácil, pero para las empresas chicas es mucho más difícil”, y en este contexto: “Los de La Perlita se quieren quedar con todo el piso, y ya estuvieron reunidos con el intendente (Oscar) Luciani”, por lo que hacemos eje de lo dicho por el concejal Gabriel Jurina, que hacía mención a que hay cuestiones de negocios detrás de todo esto.

Es decir que pretenderían hacer quebrar a una empresa de colectivos en Luján para que desembarque otra, y “vamo y vamo”, aseguraron nuestras fuentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here