Se acostumbra a escuchar en el recinto del Concejo Deliberante de nuestra ciudad todo tipo de argumentaciones de parte de los concejales de la oposición en repudio de medidas de orden provincial y/o nacional, PERO, evidentemente no pasó desapercibida la mudez de los ediles con relación al escándalo que rodea al Ministro de Trabajo Jorge Triacca, quien maltrató a su empleada. Y en Luján dicen que pasa lo mismo: “Porque ellos también maltratan a los empleados y a algunos los tienen en negro”.

El alto funcionario nacional, más allá de su rango de ministro de trabajo, fue repudiado a nivel nacional, casi por el mismo tipo de maltrato que fue denunciado recientemente por parte de trabajadores del deliberante, quienes dieron a conocer públicamente la manera en que “Manuel Rivero gritaba a todas las chicas de la secretaría”, según expresaron fuentes del sector.

“Rivero fue denunciado” por dispensar “malos tratos y gritos” para con las empleadas de la secretaría del concejo deliberante, y quedó en el ojo de la tormenta “por varias razones incluida la infidelidad (suponemos que política)”, principalmente generado esto por la exposición decidida de parte de quienes lo denunciaron al sentirse “víctimas de sus prepoteadas y sus gritos”, según nuestras fuentes, como así también “Manuel Rivero” sería objeto, dicen por los pasillos, de alguna represalia dentro de su propio espacio de militancia “por traicionar al que lo puso a trabajar ahí”.

Sería por lo mencionado, que los concejales de la oposición entonces quedaron callados con respecto a los escandalosos dichos del responsable de la cartera de trabajo Jorge Triacca, ya que si algo hubiesen rechazado acerca de ese escándalo de nivel nacional, también tendrían que decir algo con respecto a las denuncias de las trabajadoras del deliberante. Entonces este secretario del bloque de la concejal Érica Pereyra, ahora aliada al princismo, recibió la bendición de los que se supone NO son oficialistas.

El planteo es: ¿Entonces los ediles opositores avalan los malos tratos en contra de las mujeres?

¿Por qué desde la oposición no se hizo pública una posición con respecto a la VIOLENCIA DE GENERO? Y nos preguntamos esto debido a que ya hemos informado acerca de un edil que amenazó a su esposa, diciéndole según las denuncias de “SOS UNA PUTA DE MIERDA, TE VOY A MATAR”, y tampoco se han manifestado en el recinto con relación a este asunto que consta en una denuncia penal radicada en la Comisaría de la Mujer.

Sería bueno que todos los ediles comiencen por decir de qué lado están, tanto los oficialistas como los opositores, puesto que cerrando la boca solo evidencian ser “infieles” (más allá de a algunas de sus esposas) a la función y a los vecinos que dicen representar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here