[fbvideo link=”https://www.facebook.com/noticiasenlujan/videos/389495864961087/” width=”697″ height=”400″ onlyvideo=”1″]

Si bien hasta el momento no ha tomado intervención el área de Entidades Intermedias de la Municipalidad de Luján, no se descarta que esta semana desde el palacio municipal se cite a las partes, ante un evidente caso de discriminación, el que está penado por ley, y que además haya una acción de parte de la Fiscalía Descentralizada de la ciudad de Luján, actuando de oficio los fiscales de turno, para la confección de una causa penal en contra de los directivos de la Escuela de fútbol del Barrio El Trébol, ente la presunta comisión del delito de discriminación y violencia de género”.

Psicólogos consultados al respecto, aseguran que “ante situaciones en las que los chicos se ven obligados a ganar o ganar, a que todo es triunfar porque la derrota es solo para los débiles. Se generan daños casi irreversibles en la percepción en las escales de valores de los chicos, porque de esta manera no se les prepara para enfrentar la vida cuando sean grandes. Porque carecen de esa visión de que perder no es malo, de que perder es parte del aprendizaje de vivir y superarse. Porque decirle a un chico que solo hay una opción en la vida, es el equivalente a condenarlos a que si las cosas no salen como se las pensaba ya nada vale la pena”.

Este especialista agregó: “Cuando perdemos en algo, muchas veces podemos decir que ganamos más, pero mucho más. Porque es lo que se gana como experiencia. Ganamos en la valoración de jugar o trabajar en equipo o vivir en pareja. Por eso, considero que cuando se manipula a los chicos por las ambiciones personales de los más grandes, es una demostración de frustración de esos adultos. Cuestiones que no tienen resueltas desde la infancia, y la terminan transmitiendo. Por eso los papás tienen que estar atentos a quién dejan a sus hijos a cargo. Porque este tipo de enseñanzas solo dejan malos ejemplos, los que pueden evidenciarse en el comportamiento de los chicos en casa y la escuela, berrinches, mal humor, malas contestaciones, cuando los padres quieren ponerle un límite. Y los chicos solo saben ganar. Sin entender de que no todo es posible, por cuestiones religiosas, económicas o sociales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here