Las conclusiones periodísticas son que mientras se anuncia que el nivel del río está cerca de los 3 metros, la realidad es que las aguas alcanzan casi los 5 metros. Dado que al retirarse las compuertas del río Luján su nivel hoy en día es más bajo, por lo menos 1,80 metros, así que para cuando el agua llega al viejo nivel “0”, en realidad ya se ha alcanzado casi dos metros de agua, y a partir de allí comienzan a difundirse las noticias “oficiales” cuando el comportamiento del río ya es de creciente desde mucho antes. De este modo es mayor la masa hídrica acumulada, y más evidente aún la falta de obras para evitar desastres materiales y pérdidas de vidas.

Incluso se cuestiona el lugar donde fueron albergados los evacuados, ya que no fueron remitidos al Polideportivo municipal sino que fueron llevados a escuelas y sociedades de fomento, porque los techos del Polideportivo se llueven por la falta de mantenimiento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here