[fbvideo link=”https://www.facebook.com/noticiasenlujan/videos/414444442699832/” width=”697″ height=”400″ onlyvideo=”1″]

Es extraño lo que sucede en Luján, más allá de la reconocida “normalidad” política de que el contador público nacional Héctor “Fideo” Artero haya formado parte de cada uno de los gobiernos municipales desde tiempos inmemoriales. Cuando la superficie del planeta  Luján aún estaba caliente y los primitivos homínidos de la dictadura militar todavía existían. Pero, todos sabemos que la evolución política local es la supervivencia del que mejor se adapta a quien gobierne, y allí es cuando Artero queda en los libros de historia de la capital de la fe registrado como el “eslabón encontrado”, aquel que unión a la militancia de la Unión Vecinal y los dictadores, como así también a la Unión Cívica radical, el peronismo y el comunismo reinante en diferentes períodos políticos del pleistoceno lujanense.

Ante este panorama, Héctor Artero quiere morir con las botas puestas, una expresión que para muchos de los consultados resulta “literal”, por lo que “todavía pretende demostrar poder”, y así colocar a SU hijo Ezequiel Artero, actualmente con el cargo político secretario de economía, puesto a dedo por su papa, como Tesorero municipal, un puesto de trabajo en la estructura municipal que resulta ser de por vida, hasta que dentro de más de 30 años Ezequiel se jubile, pero, para que sea posible esto tiene que tratarse en el ¿Honorable? Concejo Deliberante con dos tercios de los votos positivos, y algunos peronistas confiesan que “Artero ya tiene las manos”, entre los concejales de la oposición, “con quienes tuvo algunos periodos de bonanza, económica y política”, dado que Artero fue secretario o asesor económico de la municipalidad en todos los períodos de gobierno desde antes del retorno de la democracia hasta estos días. Por lo que se puede decir que “Artero conocer los secretos y las cagadas de cada uno”, así que “seguro que tiene cosas para contar, y eso a algunos les duele en la puerta del culo”, según nuestras fuentes.

Pero, la última palabra no está dicha, y Héctor Artero, conocido por su alias de “Fideo”, encontrado responsable de falta de deberes de funcionario público, habiendo hecho muchos negocios entre su empresa y la municipalidad, podría encontrarse con un revés político, ya que sus socios aún dudan con eso de apoyarlo para que Ezequiel Artero sea el Tesorero, sobre todo en un año electoral, porque “quedan todos pegados,… pero por plata baila el mono”, dicen en los pasillos de la asesoría letrada de la municipalidad, por lo que todavía hay posibilidades de que Ezequiel quede entronizado casi casi al estilo de la Virgen de Luján en la tesorería, “a cambio de muchos favores”, dado que según nuestras fuentes “el cargo de tesorero municipal hoy por hoy cotiza en dólares,… hasta en Euros, te diría”, confesó una alta fuente del oficialismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here