[fbvideo link=”https://www.facebook.com/noticiasenlujan/videos/2804831266213698/” width=”697″ height=”400″ onlyvideo=”1″]

 

Fue tras lo ocurrido que, según nuestras fuentes, el director administrativo del Hospital de Luján, Carlos Gowland se dirigió a la fiscalía de Luján para asentar una denuncia por abuso de autoridad en contra de dos uniformadas, las que prácticamente por la fuerza.

Incluso, según fuentes policiales, hay constancia en el libro de emergencias sobre que en el día de ayer en todo el día en el hospital de Luján no quisieron hacer precarios médicos. Los que por ley se deben hacer en el nosocomio público. Entorpeciendo por esta cuestión de brazos caídos el trabajo de los móviles patrulleros que realizan los servicios de prevención de delitos en las diferentes cuadrículas, y por tener que esperar innecesariamente que se hagan las correctamente en tiempo y forma las revisaciones médicas los uniformados iban dejando cuadriculas sin recorrer, teniendo que enviar entonces los coordinadores radiales de las comisarías a uno o dos móviles a cruzar toda la ciudad de Luján para asistir a los vecinos que requerían ayuda.

En definitiva, se terminan enfrentando trabajadores, médicos y policías, por el descontrol que hay en materia de organización en el hospital de Luján, dado que en este centro de salud no hay suficiente personal para atender a todos, médicos y enfermeras mal pagos y con contratos basura, por lo que se genera un cuello de botella y nada sale bien. En medio claro están, también queda la suerte que corren los internos del hospital, que padecen la carencia de aparatología, muchas veces sin medicamentos, en un hospital que se cae a pedazos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here