La secretaría de producción de Luján, a pesar de que los funcionarios cobran salarios estratoféricos, HICIERON NADA, absolutamente NADA, por disminuir efectivamente la presión impositiva. Hubo un dictado de emergencia textil por medio de una ordenanza, pero más allá de ello no existieron en casi cuatro años ninguna intervención del intendente Oscar Luciani ante el desesperado reclamo del sector, en el que ya se perdieron más de 1.200 puestos de trabajo en el partido de Luján, más todo el trabajo informal que se desprendía de los fasones textiles que son mas de 1.000 prestadores de servicio.
Se cayó el rubro más fuerte en este distrito que producía el 80% de la tela de jeans de Argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here