Hartos de tanta invasión publicitaria, los vecinos se comunicaron con esta redacción para
contarnos de su enojo.

“Hola, podrás contar que nos tienen hartos de pasacalles y carteles pegados. Se caen y son un
peligro”. Así arrancó el llamado telefónico a esta redacción. “No es posible que todavía crean
que hacer política es ensuciar las calles, las paredes y rompan las pelotas con las bombas y los
bombos. No va más”. Notablemente enfadada la persona del llamado, nos comprometimos a
publicar esta nota.
Averiguamos en los distintos espacios políticos y sin respuestas convincentes: “es el folclore”,
“el pueblo es así”, “a la gente le gusta un poco de circo”. Desde Juntos por el Cambio en Unión
Vecinal nos contaron que Rita Sallaberry había publicado una convocatoria a una “campaña
limpia”. Aunque esté inundado de pasacalles de ese espacio, estaremos atentos si cumple con
retirarlos luego de la campaña tal como se comprometió. Casset y Griffini pintan paredes a
más no poder en plena confrontación con Leonardo Boto. Juárez tiene algunos colgados,
Musso y Oviedo optaron por otro modo de hacer política. “Preferimos recorrer los barrios y
entregar en mano nuestra boleta o folleto”, nos contestaron desde el espacio de la Lista 79
que lleva a Oviedo como candidata. La izquierda copa la plaza Colón y sus propuestas siempre
iguales y sin convocatoria. Y Prince. Ya se lo conoce. Aun así, pegó miles de carteles y cartelitos
por cada palo o cada pared de la ciudad.
Así las cosas, veremos si luego del 11 de agosto, salen los espacios políticos a limpiar los
lugares públicos y sacan todo lo que colgaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here