Fue la afirmación de un alto jefe político de nivel provincial. Este medio consultó con otras fuentes estas apreciaciones y, en todos los casos, confesaron que Graciela Zulema Rosso ya dio aviso en la Gobernación sobre su NO retorno al palacio municipal para ocupar el cargo por el que fue elegida en octubre de 2007: “Rosso dijo que ya no soporta las presiones políticas y familiares”, aunque se especula con que detrás de todo ello las razones tengan que ver por el accionar de la Justicia.

La Jefa comunal lujanense, Dra. Graciela Zulema Rosso, recientemente regresada del exterior, mantuvo conversaciones con altos dirigentes políticos de la Gobernación y Presidencia, y argumentó que “por cuestiones que tienen que ver con una dolorosa situación personal, y por presiones políticas, no continuará en su cargo”.


Delegar el mando
Recordemos que la mandataria pidió una primera licencia por 40 días, y agregó una consecutiva por otros 90. Por ello a fines de abril debería estar retomando su cargo, el que por estos días ocupa el Dr. Hernán Hipólito Mosca, Intendente interino.


Cuestiones de salud
Según comentaron fuentes estrechamente vinculadas a la jefa comunal, el mal que padecería la hija menor de Graciela Rosso habría retrocedido tras un tratamiento de “quimioterapia” realizado por cerca de 30 días “en un instituto especializado de la ciudad de Houston, en el Estado de Texas”. El que habría costado “alrededor de 150 mil dólares”, desconociéndose por el momento la manera en que se habría cubierto ese gasto: “si es que fue a través de una cobertura médica de alta gama de manera personal o por medio de un convenio celebrado entre ambos países”.
Sería bueno saberlo, puesto que hay muchos argentinos, y lujanenses, que padecen la misma dolencia y quizás también puedan hacerse de un tratamiento de este estilo, si es que existe algún tipo de posibilidad.
En buena hora y gracias a Dios que resultó todo bien para esta nena, hija de la mandataria, porque muchos rezamos por ella. Todos los días.
Sin embargo, y más allá de la buena noticia de un presunto retroceso en esta penosa enfermedad, esta situación habría afectado negativamente en el ánimo de la Intendente lujanense, y esto se ha sumado a los ya sabidos graves problemas financieros por los que atraviesa la comuna, por lo tanto todo esto en conjunto, y otras cuestiones, habrían desembocado en esta presunta decisión personal de abandonar su cargo en la mitad del mandato, según las fuentes consultadas.


Economía local
Luján ya tenía histórico un déficit de unos 21 millones de pesos al concluir el extenso período de mandato princista, el que duró unos 15 años, una deuda que en gran medida fue heredada desde la última gestión vecinalista allá por los 90´s, y eran unos 7 millones de dólares de déficit. Saque usted mismo la cuenta. Y eso fue algo que Miguel Ángel Prince no pudo o no supo cómo resolver de la realidad local en medio de las sucesivas crisis argentinas, y esto se dio más allá de las veces que fue reelecto.


No se trata de una cuestión de género
Pero, en los dos años de la penosa gestión de Graciela Rosso, la primera mujer elegida como la máxima autoridad política en nuestra ciudad, batió todos los récords: La mandataria tardó más de tres meses en poder conformar su Gabinete, se enfrentó prácticamente con todos los sectores y expandió la deuda en 20 millones de pesos más. Nadie sabe en qué se gastó ese dinero.
Rosso en el 2007 no estaba preparada para ganar, y el triunfo en las urnas la sorprendió, a propios y extraños. Por lo tanto debió salir a buscar desesperadamente, a cualquier costo, gente que la acompañe en la administración municipal, y así se sumaron algunos profesionales locales, los que por estar de la vereda de enfrente de Prince se sumaron gustosos a la flamante gestión.


Era obvio
Tal como algunos lo esperaban: “el ánimo y la verdadera personalidad de Gracielita no tardó en aflorar, y comenzaron las guerras intestinas”. Fue así que al poco tiempo de asumir el cargo el por entonces Secretario de Gobierno, su aliado político Humberto Guibaud se mostraba molesto por no poder manejar la caja municipal. Por lo tanto, su suerte ya estaba echada.
Guibaud quiso desde siempre la Secretaría de Economía, pero Graciela Rosso no le quiso dar la posibilidad de que este contador local le administre y controle el dinero.
Por estas razones es que al poco tiempo comenzó a rajarse esa alianza antiprincista conformada entre Graciela Rosso y la Diputada, mandato cumplido, Dra. María Inés Fernández. Y fue así que se perdió el mástil principal de este barco que se quedó en pocos meses sin brújula: “Graciela perdió el Norte”.


Dime con quién andas…
Desde el inicio de su campaña política Graciela Rosso había consolidado una alianza en soledad con el Sindicato de Camioneros, dejando fuera a cualquier agrupación gremial con peso real en nuestra ciudad, y pensó que nada era mejor que enfrentarse a los chacareros de la zona acompañada por los hombres de Hugo Moyano.
Recordemos que por aquellos días los del campo cortaban rutas y los camioneros salían a darles palos. Algo que se dio a nivel nacional con la complicidad de los intendentes adictos al régimen K. Pero, en Luján esa guerra de intereses se potenció más aún, puesto que Graciela demostró ser más papista que el Papa.
Un ejemplo: en la zona se recaudaron por retensiones, por la aplicación de la Resolución 125 sobre las cosechas, aproximadamente 42 millones de pesos, y el remanente de dinero que debía volver a la ciudad y ser empleado en la mejora de caminos y obras para el área agrícola-ganadera, según lo expresado por los convenios firmados por Presidencia, cerca de 2 millones de pesos fueron dilapidados en cualquier cosa, menos en el campo. Nunca se dieron explicaciones. El dinero se gastó, y nadie sabe en qué.


De punta contra los otros gremios
Pero la guerra declarada contra los chacareros no fue el único frente de fuego que abrió por sí misma la jefa comunal, también arremetió contra los mercantiles de nuestra ciudad, contra los trabajadores municipales, contra el rubro de la construcción, y además, despreció a los profesionales lujanenses, puesto que conformó prácticamente todo su gabinete “en un 99%” con funcionarios foráneos, los que además de cobrar suculentos sueldos se alzaron, y se siguen alzando, con pagos de 50% extra por una disponibilidad permanente, la que ni siquiera cumplen: “los funcionarios no vienen todos los días, y cuando vienen es a cualquier hora. Jamás llegan temprano!”.


Unidos por el espanto
Luego de quebrarse el bloque princista, Graciela Rosso aprovechó la ocasión como para tentar a esa facción desertora conformada por Ariel Notta, Iris Bustos y Luis Vanin “a los que les prometió el oro y el moro”, para así lograr sumar manos dentro del Concejo Deliberante, y a eso ya se le agregaba el apoyo dado por el también camaleónico Concejal justicialista Gustavo Sicca. El primero en abandonar el bloque de Miguel Prince.


Con la brocha en la mano
Pero a pesar de esta alianza sellada a fuego el año pasado y de la millonaria inversión publicitaria en la campaña que culminó para las adelantadas elecciones junio de 2009. todos juntos perdieron.
Ariel Notta jamás fue tenido en cuenta como para representar a su nueva jefa política en la lista oficialista, y “ni siquiera se le dieron los recursos económicos ni aval político como para poder presentarse en una lista paralela, tal como se lo habían prometido”. A Notta “lo dejaron en banda”. No pudo ni pagar los espacios comprometidos en algunos medios.


¿Broche de oro?
Toda esta manipulación política derivó en una triste conferencia de prensa, curiosamente convocada luego de haber votado en positivo un Presupuesto deficitario en 20 millones de pesos, en la que Ariel Notta y “Bepi” Vanin admitieron que es imposible trabajar con la mandataria. Vanin lo calificó como un “fracaso total”. Y no solo perdieron tiempo, sino que además solamente Vanin, el dueño del peronómetro, quedó dentro del deliberativo: Notta, Bustos y Sicca cumplieron mandato: “Hoy se las arreglan como pueden con changas en Provincia o en el bloque”, manifestó una fuente que se retiró decepcionado de ese espacio político.
Mientras tanto, quizás sintiendo que ha hecho todo bien en su extensa militancia dentro del peronismo lujanense, en un reportaje radial Luis Vanin catalogó a algunos como “idiotas útiles”, y probablemente esto fue dicho luego de hacerse un profundo análisis introspectivo.


¿Qué pretendían?
Nadie entiende qué fue lo que buscó el sector encabezado por Vanin y Notta, ya que las complicaciones que iban a tener con Graciela Rosso les fueron anticipadas hasta por sus propios compañeros de militancia, pero igualmente ellos fueron para adelante: “Le pusieron todas las ganas, pero al final Ariel fue arrastrado por su tío. Políticamente se suicidó”.
Y a pesar de estas advertencias de allegados, sobre que: “Con esta mina no se puede negociar nada!”, la alianza política que los había unido durante el pasado 2009 se quebró de manera tan sencilla como el silencio tras un chasquido de dedos: Rosso, Notta, Bustos, Sicca y Vanin, fracasaron en todas las acciones políticas desplegadas en conjunto: “se quemaron juntándose y haciendo camarilla, trataron de operar políticamente y terminaron en tercer lugar en las pasadas elecciones, eso es lo que se traduce políticamente como frustrante”. Más aún porque en conjunto el Departamento Ejecutivo y el Interbloque eran el oficialismo: “terminaron terceros, y bien lejos. Nunca se había dado una elección tan mala en la historia de Luján”, recordó un analista político local.
La millonada de pesos gastada en la campaña política pasada para el recambio de la mitad de los concejales fue inútil. De nada sirvieron los carteles que anunciaban a Graciela Rosso con su lista 54 en cada columna de alumbrado, de nada sirvieron las cientos de paredes pintadas a cargo de Miguel “Choper”, ni alcanzaron los farragosos anuncios publicitarios a través de los medios gráficos, televisivos y radiales adictos a la gestión: “Nada de eso alcanzó para convencer a los ciudadanos”.


El resultado de las elecciones generales era algo que ya se veía venir tras la votación realizada en las internas del Partido Justicialista. Graciela Rosso logró apenas 13 votos contra los 1.700 de Miguel Prince.
Tal como lo dijimos en su momento, se trataba de un mal número para el futuro de Graciela, el “13”.


Y para hacernos una idea previa de todo esto en lo que desembocamos hoy, no hacía falta ser un analista político de gran experiencia, basta con tener un mínimo de sentido común: “Esto estaba cantado que iba a pasar. Esta mujer no tiene escrúpulos”, opinó un profesional de la medicina consultado, quien trabajó estrechamente y por bastante tiempo en un ámbito no local junto a Graciela Rosso.


Barranca abajo
En menos de dos años de gestión la Dra. Graciela Rosso endeudó a la ciudad en 20 millones de pesos. Y será por eso que a esta gestión se la compara con un barco dirigiéndose hacia un arrecife.
Y ahora, su íntimo amigo, el Dr. Hernán Hipólito Mosca, recibe el gravoso paquete procurando encontrar en su estrecho pensamiento, mientras pasea su perrito por la Plazoleta del Rosario, alguna solución a los cuantiosos problemas que a diario aquejan a los vecinos de esta ciudad.


Argumentos
Según distintas fuentes, la justificación que esgrimió la mandataria ante sus jefes políticos a nivel provincial y nacional hace apenas unos días fue que: “se siente mal por cuestiones de presiones familiares”, y todo esto se suma a que “tampoco soporta las presiones políticas”: ¿Qué presiones políticas? ¿A qué se refiere Graciela Rosso?
Nadie presiona políticamente a la jefa comunal, simplemente se le piden soluciones y medidas razonables de trabajo, eso es lo que prometió, soluciones. Y se espera que concluya su mandato, pidiéndosele que mientras trascurre y ejecuta su gestión se juzgue y se mida con una misma vara a todos, por ejemplo a los bolicheros.
Pero a pesar que todos somos iguales ante la ley, hay algunos más iguales que otros.


¿Justicia pareja en cuanto a clausuras?
Nada de esto se dio, nunca. Sino que más bien durante estos dos años de desgobierno Graciela Rosso se enfrentó con todos, sin necesidad aparente, incluso con sus propios funcionarios de confianza y todos se terminaron yendo porque no podían cumplir con la ley y por sentirse pisoteados, tanto por Graciela Rosso como por Lucía Isnaldi, su hija. No olvidemos que la municipalidad tiene un doble comando: “Mandan tanto la mamá como la nena!”
Graciela Rosso y su hija Lucía siempre estuvieron al teléfono, incluso de madrugada, cada vez que los inspectores municipales pretendieron clausurar lo que ponía en riesgo de vida a los lujanenses: “El boliche Al Diablo es el caso más emblemático de esta gestión. Nadie pudo clausurarlo, ese boliche se llevó puesto a cuatro funcionarios, y ahí mismo fue donde le rompieron la cabeza con un botellazo a Rodrigo Isnaldi (hijo de Rosso), así que ellos mismos fueron víctimas de su propio descontrol”.
Es que a “Nicolás Camacho”, propietario del lugar, quien mantendría una relación sentimental con Lucía: “Nunca se le cerró Al Diablo, ni fue multado por colocar conos naranjas como para que nadie estacione en el frente de su Pub”, el mismo que “funciona como boliche a pesar de no tener una habilitación para esa finalidad”.


Lo que nos quedó en la retina
Podríamos aburrir si nos ponemos a enumerar cada uno de los enfrentamientos que mantuvo en sus dos años de ¿gobierno? Graciela Rosso, pero podemos recordar algunos, quizás los más significativos o los que ahora nos vienen a la memoria, por ejemplo la guerra contra los mercantiles.


CEC, mala palabra
Graciela Rosso desde el inicio de su mandato detestó todo lo que tenía olor a Centro de Empleados de Comercio (CEC). Y eso es algo que demostró cuando en complicidad permitió que el Sindicato de Camioneros encabezado por el gremialista rodriguense Pablo Osuna en diciembre de 2007 se tomó como rehén a una empresa local dedicada a los materiales de construcción, Corralón MJ, siendo el único que se animó a enfrentarlos Sergio Omar Gauna, Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, quien recién luego de varias semanas fue apoyado por otros gremios, por ejemplo el de Municipales encabezado por Enrique Peñalba.


Las penurias de MJ Materiales
La toma de la empresa duró dos meses, poniéndola prácticamente al borde de la quiebra y en ese momento la acción fue apañada por el entonces concejal oficialista Pablo Tonini, quien se presentaba en las reuniones realizadas en la sede de ACIP (Asociación de Comerciantes, Industriales y Productores) junto al por entonces Secretario de Gobierno Humberto Guibaud. Pasado los meses Tonini también puso pies en polvorosa.
Esa fue la primera y multitudinaria manifestación que sufrió la jefa comunal en su contra a apenas un mes de asumir el cargo, con una movilización que se conformó con trabajadores mercantiles, particulares, comerciantes y empresarios, los que llenaron el centro y se manifestaron frente al palacio municipal: Graciela Rosso los recibió nerviosamente en la sala de situación y tomó a regañadientes el petitorio en que se ponía en claro que ningún lujanense iba a dejarse intimidar por patoteros. Los camioneros se fueron con la cola entre las patas.


Contra el campo
La Intendente en un acto de obediencia debida se manifestó a favor de la conflictiva Resolución 125, por lo que cortó todo tipo de diálogo con los chacareros de la zona, y resultó ser la política más nombrada en los cuatro tractorazos que se realizaron por el centro de la ciudad.
No fueron epítetos muy elegantes los que se dedicaron a viva voz a la mandataria lujanense quien demostró lealtad eterna a Nuestra Señora K (Cristina Fernández de Kirchner, la Presidente).


Peleas en casa
Graciela Rosso también mantuvo conflictos permanentes con el Sindicato de Trabajadores Municipales: tiró para atrás todo tipo de concurso realizado antes de su gestión, despidió a gente por portación de aspecto y camiseta política, los trató de “negros de mierda” ante una multitud de testigos en medio de una peregrinación gaucha, y luego tomó personal contratado sin concurso alguno y esto sin terminar de resolver la situación anterior.
Por todo esto es que hoy, a dos años vista, hay trabajadores con derechos adquiridos y continúan todos contratados. Los viejos y los nuevos empleados.
La situación laboral de fondo sigue sin resolverse, pero con un detalle: hay un exceso de 600 trabajadores. Llevando la cantidad de municipales a cifras astronómicas.


Nivel de gastos
Es por lo expuesto en este extenso informe que el 70% del Presupuesto municipal se gasta en sueldos, y por eso es que habitualmente se piden adelantos de coparticipación a la Provincia para poder pagar a fin de mes, por cuanto “sin ayuda de afuera” es imposible cumplir con las obligaciones salariales.
El 30% que resta de la recaudación municipal es la que queda para atender a 120 mil lujanenses, realización de obras y planificación en el mantenimiento de la infraestructura existente. Parece poco dinero para todo eso, y lo es.
Mientras tanto, los sueldos de los trabajadores se pagan en cuotas. No sabemos hasta cuándo, ya que el Dr. Hernán Mosca no tiene ni los mismos contactos ni las mismas cuerdas vocales que su amiga Intendente cuando ésta grita por ayuda.
Al cortarse todo tipo de diálogo entre el sindicalista Enrique Peñalba y Graciela Rosso, no se permitió que se mantenga una relación fructífera entre los trabajadores y la dirigencia como para así mejorar el sueldo o las condiciones laborales.


Plan Regulador cajoneado
Con respecto a todo lo que tiene que ver con el ámbito de la construcción, Graciela Rosso cajoneó el Código de Ordenamiento Urbano por casi dos años, no permitiendo la realización de nuevas obras en la ciudad: ¿El justificativo? Pues, que no hay infraestructura de cloacas y agua corriente como para soportar más edificaciones, según la mandataria, por cuanto todo expediente presentado en la municipalidad fue rechazado: “Porque lo digo YO!” afirmó Rosso ante el pedido de explicaciones de los empleados que necesitaban dar respuestas a arquitectos, maestros mayores de obras y responsables de empresas de construcción.
De esta manera los inversores huyeron de la ciudad. Esto más allá de que en el ámbito de la construcción hay involucrados, directa e indirectamente, unos 20 mil lujanenses. Por lo tanto el precio de las viviendas y los terrenos se disparó por las nubes, impidiendo que muchas familias tengan su propio emprendimiento y así deban seguir alquilando con las complicaciones que ello conlleva.


“No hay profesionales locales que sepan administrar”
Lo dijo Graciela Rosso en uno de los tendenciosos reportajes emitidos en nuestra ciudad, y así despreció a todas luces a los profesionales lujanenses.
Repudió y operó políticamente contra los contadores y abogados locales, los que pretendieron administrar y enmarcar dentro de la ley a la ciudad, por lo que los obligó a irse a todos ellos y trajo gente de afuera, y fueron quienes manipularon así las licitaciones públicas.


Licitaciones truchas
Estos personajes foráneos beneficiaron también a empresas extrañas a nuestra ciudad adjudicándoles obras por el doble del valor normal: Por ejemplo las obras de asfaltado y las cámaras de seguridad, donde alcahuetes inescrupulosos atacaron a los proveedores locales quienes se habían presentado en la compulsa de precios con cifras que eran de aproximadamente la mitad de lo cotizado por quienes ganaron. Extraño ¿no?
En lugar de las 70 cuadras adjudicadas a una empresa foránea, Viani S.A., podríamos contar en los barrios más necesitados con 140 realizadas por la Cooperativa Eléctrica, pero para ello era necesario facilitar el trabajo local: “Y Graciela no lo permitió”. Para ello contó con la ayuda del Contador foráneo Marcelo “Pavimento” Forneris, Secretario de Economía municipal.


Cámaras demasiado caras
En el caso de las cámaras de seguridad, los pliegos de licitación estaban copiados de la página web de la empresa de la que ya se decía que estaba bendecida por la atea de Graciela Rosso. Y así fue, NX Networking de Argentina fue la beneficiaria de la última licitación trucha.
Se trató de una situación por demás de controvertida y por la que el Secretario de Control Urbano Eduardo “Huevo de Serpiente” Racedo operó como para adjudicar cifras millonarias a esta empresa. Un Racedo que “hasta hace unos meses no tenía dónde caerse muerto y hoy anda en un flamante Renault Scenic”.


Consideraciones mediáticas
Tal como lo dijimos, estos son algunos ejemplos de los muchos que existen en cuanto a desmanejos rossistas, tanto políticos como económicos, y abundan las malversaciones de fondos.
Y en este aspecto ni nos queremos poner a detallar la vergonzosa votación del Presupuesto a fin de año, donde el Concejal vecinalista Daniel “Vista satelital” Silva fue el protagonista, porque sería demasiado extenso recordar que “le salvó las chauchas a Graciela Rosso a cambio de destrabar una hipoteca sobre el departamento de su madre”.


Discapacitados descuidados
Por nombrar otros dos ejemplos del desmanejo municipal: Podemos hablar de los dineros destinados a la culminación de la obra del gimnasio terapéutico de CERELU, los que estaban depositados en el Banco Nación sucursal Luján, unos 150 mil pesos.
Estos depósitos fueron enviados desde la Nación para hacer un gimnasio acorde a las necesidades de cualquiera, y desaparecieron hace casi dos años, a los pocos días de asumir el cargo Graciela Rosso. Y nunca se dieron explicaciones.
Los discapacitados de NUESTRA ciudad se ven imposibilitados de recuperarse porque no tienen un espacio donde poder hacer ejercicios. Y sobre este aspecto algunos hicieron referencia a cuestiones de Fe y a la irresponsabilidad de los funcionarios, afirmando que: “Dios existe y, castiga sin látigo y sin rebenque”.


La Fe y la Historia
Y por último, en este recuento de tristes anécdotas que pueden terminar en la Justicia, recordamos que la mandataria había pedido 100 mil pesos al Honorable Concejo Deliberante, y lloró por esa suma de dinero en medio de una declarada situación de emergencia económica, con la firme promesa de devolverlos.
Se trataba supuestamente del recurso económico necesario para la realización del Festival de Folklore por la Fe y la Historia, y a pesar de que se gastaron cerca de 200 mil pesos en total, no se trató más que de un gran fogón, porque un Festival de Folklore es otra cosa. Graciela Rosso jamás rindió cuentas ni los devolvió. Ese es Nuestro dinero.


La huída ni siquiera es elegante
Por todo lo expuesto es que dudamos que las razones del alejamiento de su cargo sea pura y exclusivamente por dolorosas causas familiares ni por presiones políticas, sino que tiene peso lo que muchos de los consultados consideraron, y opinaron, que todo se basa en que: “Graciela se encontró en un callejón sin salida” en el que se metió desde el inicio de su carrera por la intendencia: “mintió tanto que hasta ella misma se creyó su discurso, y después se dio cuenta, y lamentablemente bien tarde, que desde el tablón se puede decir cualquier cosa, pero la administración municipal es algo muy diferente”.
Otros de los consultados manifestaron que “Se encontró con una realidad muy simple, pero que ella no supo resolver,… Tuvo que tratar con gente, y eso es algo no sabe hacer”.


La realidad no es dura, sino irremediable
Otros recordaron que desde hace varios meses se escuchaban rumores sobre la enfermedad de su hija menor: “y a pesar de eso Graciela especuló políticamente, y a pesar de saber lo que le pasaba a su hija esperó a que se cumpla el 10 de diciembre para pedir su licencia,… impidió que la ciudad pudiera elegir a sus nuevas autoridades”.


Ahora, de cara a esta realidad en la que la mandataria supuestamente no aguanta las presiones nos encontramos por un lado: “con un Intendente interino como el Dr. Hernán Mosca, que NO tiene ninguna alineación política ni con Provincia ni con Nación y es ni más ni menos que el mismo médico que trabajaba para la curtiembre Curtarsa, LA QUE CONTAMINA!, firmando los certificados de aptitudes físicas de sus trabajadores”, y por otro lado con una posible Graciela Rosso renunciante a su cargo de Intendente, la que estaría siendo “investigada, también, por el tema de los medicamentos truchos, porque es evidente que muchos de sus amigos son los que están cayendo presos”.


Cabe preguntarnos finalmente ¿Cuáles serían las razones por las que Graciela Rosso no volvería a retomar su cargo?
El tiempo será testigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here